miércoles, 23 de marzo de 2016

Peligro por inundación

Hoy han empezado mis vacaciones familiares forzadas. Nos estamos alojando en un sitio con piscina, y para colmo, la playa está cerquisima. Por si no fuera poco, aunque la primavera acaba de comenzar esta haciendo muy muy buen tiempo.
Y como no me he traido bikini, me están tratando de convencer para que vaya a comprarme uno y pueda estos días meterme a nadar.
Ni loca. No no no no. Tal y como estoy ahora, si me tiro a la piscina el agua rebosaria, y acabaríais viendo en las noticias un tsunami provocado por mi culpa.
Bah. Exagero. Pero es cierto, no pienso mostrar mi cuerpo semidesnudo así como estoy. Me niego.
Siento está entrada tan poco interesante. Pero necesitaba desahogarse respecto a lo mal que me siento con mi cuerpo hoy especialmente. He salido de la ducha, me he mirado al espejo y... Joder, todo lo que hacía era fantasear con quitar algún trozo de aquí y allá (muchos trozos de hecho) y odiarme. Odiarme mucho.

4 comentarios:

  1. A mi me pasa igual, prácticamente me da pánico verme a mi misma cuanto ni más que me vea toda la gente que está en la playa...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente, e incluso mi propia familia. Se que van a mirarme pensando algo como "Madre mía, cuanto ha engordado"

      Eliminar
  2. Me pasa exactamente lo mismo. Y estar en la playa no ayuda nada, es la peor época la del ponerse bikini y tener que ver cómo estás.
    No te desanimes, piensa que para estar como quieres tienes que luchar y hacerlo todo bien.
    Muchos besos y ánimo. ~A.
    PD: Sé que la familia no ayuda nada..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sii. Y además, quiero quedarme bien con esta sensación. Para que cuando vuelva a estar en casa y tenga tentaciones, Decirme a mi misma "recuerda lo mal que sienta estar gorda en la playa"

      Eliminar