miércoles, 6 de abril de 2016

... Qué tal?

Buenos días!! Por petición popular (básicamente que me lo ha pedido Arabella jajajajajaja) vengo a contaros que tal el ayuno líquido de 4 días que me he propuesto :)
No os voy a engañar: tengo hambre.
Tampoco voy a decir que se me está haciendo súper fácil y que no tengo tentaciones porque los líquidos me llenan el estómago y el té caliente me sacia, porque no es cierto. El estómago no es tonto (digan lo que digan muchísimas webs) y sabe distinguir perfectamente cuando le metes agua/té de cuando le metes comida o algo con nutrientes.
Por eso me gustan más los ayunos líquidos que los ayunos completos, me da menos ansiedad porque meto vitaminas y demás en el organismo, además de sentirme menos cansada de este modo.


Respecto a las tentaciones, ayer fue el primer día y estuve a punto de comer cosas sólidas MUCHISIMAS veces. Pero me prometí a mi misma que no ingeriria nada solido, ni siquiera aunque fuese sano. Porque todas sabemos lo mal que me sentiría después de romper el ayuno, y el atracón que me daría debido a la frustración.
Así que fui haciendo distintas cosas: a la primera tentación le eché lavavajillas, para que estuviera totalmente incomible, y lo eché a una bolsa. Se que es muy exagerado pero a veces es lo único que me funciona para no comer: el boicot a mi misma. La segunda tentación la triture y la eché a la misma bolsa para que se mezclara con la basura y no poder comerlo tampoco. A la tercera, me lo eché en el plato, di un pequeño bocado y mientras masticaba, me dije a mi misma "no. No merece la pena" así que lo escupí antes de tragarlo, y, lo adivináis? Si, a la misma bolsa (bolsa que escondí en el cuarto de estudio y que tire a la basura de la calle está mañana).
La última tentación llegue a cocinarla incluso, y era muy sano, pero algo dentro de mi, un repentino ataque de fuerza de voluntad, me hizo tirarlo sin más.

Al final, las 300 kcal del día 3 de la ABC se gastaron en un té con agua, un zumo de naranja, un té con leche desnatada y un café también con leche desnatada. La verdad es que estoy bastante contenta con ello.

Y no os mentiré: anoche tenía tanta hambre que hasta me costó dormirme, pero... Dios, me siento tan bien conmigo misma cuando noto el estómago vacío!! Me siento feliz, completa, siento que puedo con todo, que soy capaz de ir con todo.


Lo cierto es que a mi lo que realmente me cuesta es arrancar. Una vez que he empezado y he cogido ritmo, todo suele ir sobre ruedas, así que espero que llegue pronto el domingo, para poder pesarme de nuevo y anotar el resultado :)



Y qué os quiero decir con todo esto? Básicamente que SE PUEDE. Que una tentación no tiene porque estropearlo todo ya que, en el último momento ERES TÚ la que decide.

4 comentarios:

  1. Buenas Lily! INcreíble la fuerza que has tenido con las comidas, espero que sigas así. Ya verás como puedes. Muchos besos! ~A.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias cielo! Ya verás como tú también puedes continuar la dieta sin problemas, no importa que hayas fallado un día!

      Eliminar
  2. Creo que voy a hacerlo dentro de la dieta que estoy haciendo, me has convencido !!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra muchísimo haberte motivado!! Que tal te está yendo?

      Eliminar